| +56962283190 | Jorge Washington 450

¿Cuáles son los riesgos principales en caso de intoxicación por productos de limpieza?

El riesgo por exposición a productos de limpieza es bastante habitual, especialmente en personal de limpieza de edificios y dependencias municipales (oficinas, colegios, bibliotecas, instalaciones polideportivas,…), por el uso y manipulación de una gran variedad de productos que comportan riesgos, como quemaduras por contacto, salpicaduras en la cara y ojos e inhalación de vapores irritantes.No obstante, estos riesgos suelen estar controlados por la formación, información y la experiencia de estos profesionales y las medidas preventivas que aplican.Sin embargo, actualmente, durante la pandemia y el confinamiento por el coronavirus, el Servicio de Información Toxicológica del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha detectado un aumento en la incidencia de consultas telefónicas por intoxicaciones relacionadas con la mezcla de productos de limpieza en los hogares, principalmente por el uso de lejía.
Durante el mes de marzo y las dos primeras semanas de abril se han atendido un total de 11.337 consultas telefónicas, lo que supone un incremento de 1.655 llamadas (casi un 15 %) con respecto al mismo periodo del 2019 y, de estas consultas,1.846 están relacionadas con intoxicaciones por el uso de lejías y otros desinfectantes de superficies, los cuales suponen el 55,6 % de los productos de limpieza de los hogares.

En el 26,1 % de los casos, la lejía se mezcló con otros productos, principalmente amoníaco (53,6 %), pero también con salfumán (11,2 %), vinagre (3,5 %), alcohol (2,9 %), anticalcáreos (3,1 %), limpiahogar (2,1 %) y lavavajillas (4,3 %).

 

¿Cuáles son los productos de limpieza más utilizados?
Entre otros, son:
• HIPOCLORITO SÓDICO(lejía): solución acuosa que se utiliza, normalmente, como desinfectante y blanqueante. La lejía tiene un carácter básico y un fuerte poder oxidante. Cuando se mezcla la lejía con amoníaco se producen sustancias tóxicas, como las cloraminas que cuando entran en contacto con las mucosas se descompone para producir ácido clorhídrico, provocando irritación de las mucosas y quemaduras en la piel. Si se mezcla con ácidos provoca la liberación de cloro, gas tóxico y asfixiante de color verdoso y olor característico.

• AMONÍACO: la disolución concentrada presenta un olor fuerte y penetrante característico. Es corrosivo por contacto con la piel y por inhalación. Produce dolor de cabeza, disnea, tos, bronquitis, edema pulmonar, etc.

• SALFUMÁN: Es disolución, aproximadamente, al 10% de ácido clorhídrico (HCl). Es un líquido amarillento con olor sofocante. Si el salfumán se mezcla con lejía, libera cloro. Puede causar quemaduras por contacto con la piel y rinitis, bronquitis, laringitis, neumonía, dolores de cabeza, etc. por inhalación.
Todos estos ácidos, cuando se utilizan concentrados, para diluirlos o mezclarlos con agua, se procederá añadiendo el ácido sobre el agua, y no al revés, para evitar reacciones exotérmicas y salpicaduras.
¿Cuáles son los riesgos principales en caso de intoxicación por productos de limpieza?
Los riesgos por la exposición a estos productos o los que se generan cuando se mezclan pueden ser:
·         Irritación de las vía respiratorias y de los ojos.
·         Irritación por contacto con la piel.
·         Salpicaduras en los ojos que pueden causar en ellos irritación y daños reversibles.
·         La exposición a concentraciones elevadas de los vapores emitidos por los limpiadores de cristales, debido a su base alcohólica, pueden provocar vértigo y somnolencia.

¿Cómo evitar este tipo de intoxicaciones?

·        Mantener siempre los productos de limpieza en sus envases originales, y el etiquetado de los mismos será legible en todo momento.
·        Antes de la utilización de cualquier producto de limpieza, leer detenidamente su etiquetado, en el que encontraremos indicaciones sobre los riesgos y los consejos de seguridad y recomendaciones.
·        Evitar realizar mezclas con otros productos de limpieza. Como mucho diluirlos con agua, pero mejor comprar el producto ya preparado, con la dilución requerida.
·        En caso de tener que trasvasar a envases de menor tamaño, los nuevos envases se etiquetarán convenientemente indicando el nombre del producto y las indicaciones sobre los riesgos y los consejos de seguridad y recomendaciones. Guarde siempre los envases originales con su correspondiente etiquetado.
·        Los envases de los productos de limpieza deben mantenerse convenientemente cerrados y alejados de productos alimenticios o de bebidas, y en lugar bien ventilado. En caso de derrames, éstos deben ser limpiados inmediatamente.
·        Para una adecuada protección si se hacen mezclas, los ojos deben utilizarse gafas de protección. Para la protección de las manos deben utilizarse guantes de protección adecuados (nitrilo, por ejemplo).
·        Durante el uso de los productos de limpieza, prohibido fumar, comer y beber.
·        No deben probarse ni inhalar directamente los productos de limpieza para tratar de identificarlos.
·        Hay que lavarse las manos, la cara y cualquier parte expuesta minuciosamente después del uso de productos de limpieza.

¿Qué hacer en caso de intoxicación por productos de limpieza?

Estas son las recomendaciones principales:
·        No provocar el vómito.
·        En general, no es recomendable beber agua o leche hasta que la situación sea valorada por un profesional, ya que su utilidad depende de los componentes del tóxico.
·        Quitar la ropa que esté manchada con el producto tóxico.
·        En caso de contacto con los ojos o con la piel, lavar con abundante agua.
·        Conservar el producto responsable de la supuesta intoxicación para poder identificarlo posteriormente, y dar información al médico o al Instituto Nacional de Toxicología.
En caso de duda, consultar por teléfono con el Instituto Nacional de Toxicología (915620420), el Servicio de Emergencias (112) o un centro sanitario, que indicarán la actuación inicial a seguir.
El aumento de consultas e incidentes están relacionados con la limpieza de superficies con el fin de eliminar el coronavirus. Por ello se deben seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para la limpieza en al ámbito doméstico y la prevención de infecciones por coronavirus.

Deja una respuesta

diecinueve − once =

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.